Conoce a George Forsyth.

Un peruano joven pero con mundo. Es un nuevo líder popular de pasado limpio y honesto. Hombre de pocas palabras pero de acción decidida. Un joven no político que viene a renovar la política. Que gobierna desde las calles y escucha a la gente. Que sabe que el triunfo solo se consigue con un buen equipo, convocando a los mejores de cada campo.

Llamado con cariño Ken o El Blanco en su barrio adoptivo de La Victoria donde creció ligado al fútbol profesional y a su amado equipo Alianza Lima del que fue arquero, capitán y representante laboral de sus colegas jugadores. Es conocido hoy en el ámbito político y social como Yorch o Forzay.

Yorch (38), el menor de tres hermanos, es peruano de nacimiento nacido en Caracas donde su padre desempeñaba funciones diplomáticas para el Perú. Su madre es ciudadana alemana nacida en Chile y nacionalizada peruana hace 42 años.

Su pasión por el deporte lo llevó a tener que alejarse tempranamente de su familia y trabajar para mantenerse desde los 15 años. Además de futbolista profesional en el Perú, jugó por el Borussia Dortmund de Alemania y el Atalanta de Italia. Habla perfectamente inglés, alemán e italiano, lo que le ha permitido conocer y entender de fuente directa diversas realidades sociales del mundo y mantener relaciones fluidas con sus más altas autoridades. Los estudios universitarios tuvieron que esperar pero hoy cursa el último ciclo de administración en la UPC. Paralelamente ha sido un persistente emprendedor en los rubros de la seguridad, el comercio textil, el deporte y la comida peruana.

George Forsyth es un joven líder popular de reconocida sensibilidad social vinculado siempre al activismo en defensa por los derechos ciudadanos. Es así que llegó a ser regidor en La Victoria, alcalde interino y luego alcalde elegido por decisión popular. Su gestión es reconocida por combatir con valentía a las mafias de la corrupción, por haber iniciado el  ordenamiento del popular distrito y haber puesto el pecho en nombre de sus ciudadanos para impulsar al Estado a servir a la gente, un esfuerzo que se ha propuesto llevar a una dimensión nacional.

Forsyth postula a la presidencia de la república por Victoria Nacional, un partido limpio,  renovado para los jóvenes, que tiene como símbolo la campana; campana de esperanza y de anuncio de mejores tiempos para el Perú.